Nacional, Observadores

La desigualdad

La desigualdad

Por Manuel Hinds

8 abril, 2019

Como todos los salvadoreños tienen una marcada tendencia a creer que El Salvador es el peor país del mundo en todo, una actitud que ha sido reforzada por décadas de propaganda del FMLN y acompañantes, aquí se asume que nuestro país tiene la peor distribución del ingreso del mundo —es decir, que aquí es donde se observan las mayores diferencias entre los pobres y los ricos, no solo en una localidad específica, sino en general. Para toda esta gente será una sorpresa ver la gráfica 1, que muestra, para toda Latinoamérica, el índice de Gini, que mide la desigualdad en una sociedad.

El índice mide el porcentaje en el que la distribución del ingreso del país se aparta de una distribución que fuera de total igualdad. De esta forma, mientras más alto el índice, mayor desigualdad, y, por supuesto, mientras más bajo, menor desigualdad.

FUENTE: Banco Mundial, https://databank.worldbank.org/data/source/world-development-indicators#

La gráfica, hecha con datos del Banco Mundial, muestra que el país con menor desigualdad en Latinoamérica es El Salvador. El más alto es Brasil y todos los demás están en medio.

Al ver la gráfica nadie debe de caer en la trampa de pensar que ésta mide la pobreza. Desigualdad y pobreza no son lo mismo. Un país puede ser menos igualitario que otro pero tener menos pobreza. Por ejemplo, como se ve al comparar las gráficas 1 y 2, Chile es mucho más desigual que El Salvador, pero tiene mucho menos pobreza (el 6.4% de la población contra 29% en El Salvador) porque su ingreso por habitante es muchísimo más alto. El pastel se distribuye menos igualitariamente en Chile, pero, como el pastel es más grande relativo a la población, los pedazos que recibe la gente son más grandes.

FUENTE: Banco Mundial, https://databank.worldbank.org/data/source/world-development-indicators#. Los pobres se definen como los que reciben, por persona, por día, menos de 5.50 dólares PPP a precios de 2011 (o 17.50 por familia de cinco).

La comparación de estas dos gráficas muestra que la causa principal de la pobreza en El Salvador no es la desigualdad sino el bajo ingreso que la economía genera. La solución no está en quitar a unos para dar a otros sino en aumentar la producción, lo cual, como lo hemos dicho tantas veces, requiere invertir mucho en capital humano—es decir, en educación y salud y en la seguridad ciudadana que permita que esa inversión se dé.

La mejor educación no solo aumentará la producción sino también disminuirá aún más la desigualdad.

8 abril, 2019

Acerca del Autor

Manuel Hinds

manuel.hinds


Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search