Observadores

La crisis constitucional

.

3.octubre.2018 - Al FMLN le gusta pintarse como defensor de la institucionalidad democrática del país, pero no desperdicia ninguna oportunidad para atacarla. Esto no es nuevo. Es una manifestación del doble mensaje que el FMLN ha usado durante toda su historia para ocultar sus verdaderas intenciones y tener al país dormido mientras actúa para obtener y manipular el poder por detrás de la institucionalidad que dice defender. Considere el doble mensaje que tiene con la institucionalidad y con GANA. Por un lado, se presenta como un bastión contra GANA, al que acusa de estar haciendo una campaña contra el sistema de partidos políticos, que, diferente de la identidad de los partidos mismos, es parte esencial de dicha institucionalidad. Bajo este ropaje, el FMLN hace llamados a la derecha y el centro para hacer un frente común contra “los antisistema”. Mucha gente acepta este llamado, y piensa que llegó el momento en el que el FMLN está del lado de la institucionalidad del estado. Pero, con una actitud que no puede más que llamarse descaro, el FMLN se ha aliado en un pacto de acero con su supuesto enemigo, GANA, para bloquear la elección de la Sala de lo Constitucional, con lo que los dos partidos han creado la crisis constitucional más grave de la historia de nuestra democracia. Ciertamente que en ocasiones anteriores ha habido retraso en dicha elección, pero en otras circunstancias. Ahora, estamos tenemos temas inmediatos muy serios — como la pureza de las elecciones presidenciales y las cosas que el gobierno y el FMLN están negociando secretamente con China — que requieren de la presencia de una institución que defienda los derechos constitucionales de los salvadoreños. Con su alianza, el FMLN y GANA ofrecen dos alternativas nada más a los otros partidos en el tema de la Sala: o elijen a dos o tres personas propuestas por ellos, que los otros partidos piensan que no tendrían independencia política en sus decisiones, o no dejan que se elija a nadie. Con esta alianza, el FMLN y GANA están dando un jaque mate a la institucionalidad del estado porque en cualquiera de estas dos posibilidades el gobierno del FMLN puede hacer lo que quiera sin ningún control constitucional. Para la alianza FMLN y GANA es lo mismo tener una Sala controlada por ellos mismos o no tener Sala, porque en la ausencia de la Sala el Presidente de la República puede neutralizar totalmente a la Asamblea Nacional vetando cualquier ley que contradiga los intereses políticos de la alianza, arguyendo que es inconstitucional. Cuando el veto es por inconstitucionalidad, el proyecto de ley tiene que ir a la Sala de lo Constitucional. Como no hay Sala, la ley no puede ser declarado constitucional por ella. El criterio del Presidente vale hasta que se elija la Sala. Puede bloquear cualquier intento de la Asamblea de limitar su poder total. De esta forma, con un solo golpe, bloqueando la elección de la Sala, el FMLN y GANA han eliminado dos de los tres poderes del estado, dejando en su lugar sólo el que el FMLN controla: el poder ejecutivo. Con esto, el FMLN está causando un daño infinitamente mayor a la institucionalidad que el que pudiera causar cualquier candidato, de GANA o de cualquier otro partido, con sus ataques verbales. Y así, mientras ataca a GANA como antisistema, el FMLN se ha aliado con GANA mismo en la acción más antisistema que GANA, el FMLN o cualquier otro partido haya intentado desde el fin de la guerra. Y mientras tanto, mucha gente piensa que no hay contradicción en que el FMLN diga que es pro-sistema y que GANA es antisistema, y que son enemigos a muerte, y que al mismo tiempo está aliado con GANA en el acuerdo más peligroso que puede haber para la democracia del país. Mucha gente también cree que esa alianza es sólo porque el FMLN necesita gobernabilidad y, pobrecito el gobierno, necesita un amigo en la Asamblea…pero, por supuesto, que esto no tiene que ver con planes ulteriores o con ideas perversas de tener manejado el país sin el balance de dos de los poderes del estado…¿Cómo se les ocurre? ¡Es sólo una casualidad! ¡Y también es una casualidad que esto esté pasando cuando ya vienen las elecciones! Poner todo esto junto y darse cuenta de las implicaciones sólo se le puede ocurrir a alguien que no conoce de política! Los que no entienden nada son los que no se dan cuenta de que bloquear a dos de los poderes del estado es una etapa en el camino a la tiranía. ¿Será que lo entenderán cuando también nos quedemos sin fiscal, y así lleguemos a las elecciones con todo el poder concentrado en el Presidente Sánchez Cerén? Por lo menos los otros, los que supuestamente no entendemos de política debemos estar conscientes de lo que está pasando y denunciarlo frente a la ciudadanía, no con mensajes generalizados sino mostrando el peligro en el que estamos.

3 octubre, 2018

Acerca del Autor

Manuel Hinds

manuel.hinds


Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search