Consejo de Ministros se reúne… ¿Asumirán la culpa?

Por Ricardo Esmahan

13 marzo, 2018

De manera inmediata, al terminar el domingo 4 de este mes las elecciones, la agencia de calificación crediticia estadounidense Fitch Ratings emitió un comunicado destacando que el resultado electoral favorable para ARENA podría derivar en un mejor clima económico y político. Señala esta calificadora que existe potencial para mejorar la gobernabilidad; y, esta podría ser mejor si este partido también gana en las elecciones presidenciales del próximo año, lo que llevaría a una aprobación más rápida de financiamientos de mediano plazo.

De acuerdo con los analistas de Fitch, si ARENA obtuviera otra victoria en marzo de 2019… “sería la primera vez en décadas que el Gobierno no enfrentaría un veto del principal partido opositor en la legislatura para autorizar el financiamiento de la deuda”. Agregan que con una mayor gobernabilidad habría un potencial crédito positivo para El Salvador. Habría un gran reconocimiento para un nuevo Gobierno, lo que poco a poco reactivaría la economía.

Procede el felicitar al Coena por la conducción acertada de la campaña de diputados y alcaldes, por el proceso de selección del candidato presidencial, que dentro de todo, se vuelve parte del éxito obtenido en estas recién pasadas elecciones. Y le pido a Dios que a la diligencia, las bases, y a todos los que se esforzaron por los resultados obtenidos les dé humildad y sabiduría para seguir adelante en la renovación del partido, para que regrese a ser el instrumento de paz, progreso, y libertad para todos los salvadoreños.

Es importante no embriagarse con esta primera victoria electoral, ni dormirse en los laureles; el objetivo debe ser ganar la elección presidencial de 2019, para dar por fin prosperidad a los salvadoreños. El voto de castigo al FMLN ha sido un factor determinante del resultado del 4 de marzo reciente; no hay que olvidar que el caudal electoral de ARENA no reportó crecimiento respecto a la anterior elección de diputados y alcaldes.

El voto de castigo es para toda la clase política y para los partidos que se resisten a renovar sus pensamientos y actuaciones. Sin embargo, amerita destacar que el único partido que ha emprendido un verdadero proceso de renovación ha sido ARENA, lo cual le permite un potencial para generar esperanza y mejorar su caudal electoral para 2019. En los próximos días ARENA reiniciará la campaña presidencial de internas y se espera que el partido en abril salga fortalecido y unido ante el líder ganador, condición esencial para lograr una victoria presidencial en 2019. Los que no logren ganar en el proceso interno de selección, deben de apoyar al que gane, como verdaderos patriotas.

Se visualiza que el FMLN está obligado a realizar una reingeniería muy completa y profunda. Muchos correligionarios han pedido públicamente un cambio en la dirección de su partido, como condición “sine qua non” para volver a recuperar el capital político perdido, reingeniería que no la puede realizar una cúpula encerrada en un cuarto con aire acondicionado, sin consulta con las bases.

El FMLN deberá realizar que se encuentra ante una derrota catastrófica, la más importante de su historia en democracia. No basta la reflexión cupular para salir del desastre político; ni culpar a funcionarios rojos. Que el Presidente de la República, obediente a Ramiro y Medardo, pida a sus ministros poner a disposición sus cargos sólo dice que la lección no está aprendida, que simplemente perdieron la perspectiva.

Hoy el pueblo echó a muchos diputados de izquierda del Palacio Legislativo; en marzo de 2019 puede que eche a todos los rojos del Órgano Ejecutivo.

Gran lección: Se puede ser muy poderoso hoy, estar arriba; pero mañana, quizá estés abajo.

Columnista de El Diario de Hoy.
resmahan@hotmail.com

13 marzo, 2018

Acerca del Autor

Ricardo Esmahan

ricardo.esmahan


Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search