Editoriales

Reafirmando el compromiso con nuestra población TPS

Ahora que nos acercamos a enero de 2018, cuando esperamos una decisión sobre la renovación del TPS para El Salvador por parte del Departamento de Seguridad Nacional, sin duda reafirmamos el compromiso por continuar y, más aún, por redoblar nuestros esfuerzos para lograr una respuesta favorable para nuestros hermanos.

Por Hugo Martinez

13 Noviembre, 2017

Hace un año, desde el Ministerio de Relaciones Exteriores y en coherencia con la prioridad que suponen para nuestro Gobierno los salvadoreños y salvadoreñas en el exterior, iniciamos la implementación de una estrategia integral ante los nuevos desafíos migratorios que se nos presentaban, especialmente en los Estados Unidos, país donde reside la mayor parte de nuestra población fuera del territorio nacional.

Desde entonces y hasta ahora emprendimos un serio y decidido esfuerzo en dos etapas de trabajo, principalmente para abogar por la estabilidad de cerca de 190 mil compatriotas que, por más de 16 años, han estado amparados al Estatus de Protección Temporal (TPS).

La primera fase de esta estrategia fue clave para entablar un diálogo con las autoridades de la nueva administración en la Casa Blanca, su Departamento de Estado y el de Seguridad Nacional, pero también para lograr los primeros acercamientos y apoyos tanto de autoridades estatales como locales; pero también de congresistas, entidades y organizaciones que trabajan a favor de los migrantes.

También fue sumamente útil para forjar alianzas regionales y subregionales, sobre todo con los países del Triángulo Norte y México, para que en este contexto pudiéramos impulsar mecanismos de coordinación consular, a fin de ampliar la atención y protección a nuestros connacionales.

Adicionalmente, en la segunda etapa fortalecimos capacidades para, con asesoría jurídica especializada, aprovechar los recursos que la ley en los Estados Unidos nos brinda para que algunos salvadoreños con TPS puedan, desde ya, acceder a un mejor estatus migratorio; y continuamos igualmente profundizando nuestra labor ante las dos Cámaras del Congreso, además de afianzar el trabajo conjunto con organizaciones, iglesias, tanques de pensamiento, academia, y con el sector empresarial que emplea a connacionales acogidos a este programa.

Ante todos estos actores, nos hemos ocupado de poner en evidencia la enorme contribución que estos 190 mil compatriotas hacen a la dinámica económica, social y cultural de dicha nación. Hablamos de un segmento en el que el 95 % constituye una importante fuerza laboral, algunos con emprendimientos propios que generan más empleos; 50 % son sujetos de crédito en el sistema financiero estadounidense; y se estima que, en el área de Seguridad Social y Medicare, su aporte anual es de unos 500 millones de dólares.

Con todo ello y ahora que nos acercamos a enero de 2018, cuando esperamos una decisión sobre la renovación del TPS para El Salvador por parte del Departamento de Seguridad Nacional, sin duda reafirmamos el compromiso por continuar y, más aún, por redoblar nuestros esfuerzos para lograr una respuesta favorable para nuestros hermanos; o, incluso, para obtener una solución mejor, que les permita transitar hacia una estabilidad de carácter permanente y no temporal, como lo ha sido hasta ahora.

En este último sentido, la tercera fase de la estrategia, la cual hemos empezado ya a implementar, implica intensificar no solo la asesoría legal especializada para quienes ya puedan aspirar a un mejor estatus, sino que nos llevará a concentrar gestiones en el Congreso, pues es quien puede, con la promulgación de una ley, dar esa solución definitiva.

La misma Secretaria de Seguridad Nacional, Elaine Duke, ha hecho un llamado al Congreso “a permitir una solución permanente para este programa de naturaleza temporal” y eso nos alienta también a nosotros a continuar en la labor que ya hemos venido haciendo en dicha instancia, y en la que hemos cosechado hasta la fecha el apoyo de unos 125 congresistas (de los 218 que se requieren en la Cámara Baja) y 33 senadores (de los 51 necesarios para tomar una decisión).

Estamos convencidos, como lo hemos afirmado anteriormente, de que esta es una tarea no solo del Ejecutivo, sino que debe ser un compromiso de nación, y por ello hemos invitado nuevamente a la Asamblea Legislativa para que nos acompañe en esta recta final de trabajo, enviando así el mensaje de unidad que nuestros connacionales necesitan, y para que juntos construyamos también alternativas para quienes – siendo o no TPS – retornen al país.

Desde el Gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén tenemos toda la voluntad para hacerlo y esperamos que, conscientes de que el objetivo único es el bienestar de nuestros compatriotas, todos los sectores del país sumaremos para aportar con el mismo espíritu.

 

*Ministro de Relaciones Exteriores.

13 Noviembre, 2017

Acerca del Autor

Hugo Martinez

hugo.martinez


Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search