Editoriales

Con gratitud y pesar: “¡Que no callen las mujeres!”

Si este artículo sirve para que una mujer, una tan sola mujer que sufre de cualquier tipo de violencia denuncie y salve su vida, me daré por satisfecho.

10.abril.2019 -

Con gratitud y amor eterno” reza el recuerdo que la madre de Rosa María Bonilla sostiene en sus manos.Ella grita con toda su alma: “¡Que no callen!”, el contundente mensaje de la madre de la doctora asesinada hacia las mujeres que sufren violencia.

Este artículo es un homenaje póstumo a la colega, la doctora Rosa María Bonilla, quien fue víctima de otro feminicidio en este país que ocupa el primer lugar en feminicidios en el mundo, nuevamente a manos de su pareja, un sin nombre.

Según la enciclopedia Palmar, hay tantos tipos de violencia contra la mujer como colores: violencia psicológica, violencia sexual, violencia patrimonial y económica, violencia simbólica, acoso u hostigamiento, violencia doméstica, violencia laboral, violencia obstétrica, violencia mediática, violencia institucional, la prostitución forzada, esclavitud sexual, el acoso sexual, la violencia en pareja, la violencia comunitaria y la esterilización forzada.

Cuando la madre de Rosa dice a otras mujeres “¡que no callen!” resume la actitud que debe prevalecer en cada mujer cuando las señales de violencia empiezan a aparecer; la violencia contra la mujer existe en todas las clases sociales. Eso vale la pena remarcarlo. Ni la opulenta pareja se libra de tal aberrante patrón ni la pobre mujer, ¡ninguna!; pero en un país donde hemos sido rebasados por la violencia y hemos llegado a una insensibilidad tan enfermiza que nada parece asombrarnos, dice mucho de nuestra sociedad.

Lamentablemente la definición de feminicidio existe si cobra la vida y muerte, si hay cadáver; sin cuerpo no hay feminicidio. Así de mal las cosas porque cuando una Rosa es arrancada de tajo y asesinada, las cosas llegaron a sus últimas consecuencias y nada queda por hacer, pero ¿qué pasa con tantas Rosas que día a día son acosadas por sus jefes?… Sociedad en modo silencio. ¿Qué sucede cuando una “Rosa” es despedida de un hospital a tres meses de obtener su especialización?: Sociedad en modo cobardía. ¿Qué pasa cuando varias Rosas son truncadas en sus sueños por no acceder a las pretensiones de jefaturas? Sociedad en modo indolente… Repito las valerosas palabras de la madre de la colega: “¡Que no callen!”. Al primer indicio de cualquier tipo de violencia la mujer debe acudir a la Policía Nacional Civil, a la Fiscalía a denunciar a su agresor masculino.

Pero aquí viene la trama macabra: aquel hombre que en apariencia debe tomar la denuncia en la Fiscalía General de la República o en la Policía ejerce el peor feminicidio disfrazado de autoridad, ya que en apariencia debe proteger a la mujer pero da largas al asunto. ¡Casi se culpa a la mujer por permitir ser golpeada! Ese director de institución pública que antes de asumir ese temporal cargo es padre y es esposo también ejerce el feminicidio “solapado” cuando despide sin el proceso legal a una mujer embaraza y a otra por no acceder a sus insinuaciones: sociedad en modo rastrero. Mujeres en modo cómplice. ¿Qué podemos esperar de la sencilla mujer que trabaja en una maquila y no accede a las pretensiones del sin nombre? Muy poco.

No puedo entender el dolor de la madre de Rosa. Solo sé que una madre daría su vida a cambio de la vida de su hija; por eso insisto que si este artículo sirve para que una mujer, una tan sola mujer que sufre de cualquier tipo de violencia denuncie y salve su vida, me daré por satisfecho. Como hijo, esposo y padre, mi mayor deseo sería que nunca hubiera un feminicidio más; sin embargo, para quienes lean estas líneas vale la pena aclarar: “Si una muerte se evita cuando una mujer agarra valor y denuncia, se aleja del sin nombre, estas líneas habrán valido la pena”. El sin nombre estará 50 años encerrado pero no devuelve la vida a Rosa. Nunca más otra Rosa. Este artículo nace después de leer El Diario de Hoy del viernes, 29 de marzo, pagina 6.

Médico

10 abril, 2019

Acerca del Autor

ricardo.lara


Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search