Cartas de Paolo, Nacional

Carta al candidato de GANA: ¿Cuál de sus caras es la verdadera?

Carta al candidato de GANA: ¿Cuál de sus caras es la verdadera?

29.noviembre.2018 -

Señor Bukele:

Si comparo su discurso en la Universidad de El Salvador con sus exposiciones en FUSADES, me pregunto cuál de los dos realmente refleja sus concepciones e intenciones. Ante los estudiantes, un discurso incendiario contra el gran capital; ante los empresarios la promesa de proteger al sector privado. Ante un público de izquierda, como en la UES, expresiones de desprecio y amenaza a las instituciones, por ejemplo la Asamblea Legislativa y la Fiscalía General; ante un público supuestamente de derecha, en FUSADES, el compromiso de respetar la institucionalidad y de cuidar la seguridad jurídica.

Un día se nos presenta un candidato que anuncia que va a “gobernar con el pueblo”, organizándolo en “Comandos” y movilizándolo contra cualquier obstáculo institucional o político que enfrentaría su gobierno, y el día siguiente asegura en FUSADES que será garante de la institucionalidad. Esta contradicciones no abonan a su credibilidad y no construyen confianza.

Usted ha tenido la suerte de que en FUSADES lo trataron con guantes de seda. Sus interlocutores fueron demasiado educados (otros dirían “blandengues”) como para toparlo con sus incongruencias y su doble cara. O para desnudar la ausencia de conceptos claros y estructurados que uno espera de un candidato presidencial. Esto tiene que ver con la admirable capacidad de victimizarse que usted ha mostrado: víctima de todo el sistema de “los de siempre”, de los poderes fácticos, de los medios de comunicación y de campañas negras. Las campañas de ataque en redes sociales por parte de actores anónimos realmente son contraproducentes: crean un clima en el cual personas decentes y competentes, como los de FUSADES, se sienten inhibidos a ejercer la debida y rigurosa crítica.

Usted se presenta como un político nuevo que trasciende las ideologías. Para muchos suena bien. Para mí, no. Desconfío de políticos que dicen no tener ideología. Sospecho que son oportunistas. Trascender ideologías no significa navegar con diferentes banderas, dependiendo de la audiencia. No significa no tener posiciones claras y coherentes, sino más bien marcar posiciones claras, pero sin permitir que sean obstáculos para buscar entendimientos y acuerdos con quienes tengan otras posiciones. Esto es pragmatismo, realismo y voluntad de concertación.

La ambigüedad es su principal debilidad. Puede interpretarse como mentira o como falta de claridad y principios. Pero cualquiera de las dos cosas lo descalifica como líder de una nación que necesita resolver sus serios problemas.

Usted tiene que decidirse si quiere reformar el sistema de democracia pluralista que hemos construido a partir de los Acuerdos de Paz o si quiere seguir descalificándolo e insinuar que pretende cambiarlo de forma y fondo. Si es lo primero, deje de usar el discurso de antipolítica, descalificando el diseño institucional del país. Si es lo segundo, tenga el valor de decir con franqueza con qué pretende sustituirlo y convierta las elecciones en un referéndum sobre un cambio de sistema.

Saludos, Paolo Lüers

29 noviembre, 2018

Acerca del Autor

Paolo Lüers

paolo.luers


Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search