Nacional

Asamblea estudia derogar impuesto a telefonía o subírselo a las empresas

ARENA, FMLN, y GANA difieren en propuestas para que el ingreso siga llegando al Estado.
Asamblea estudia derogar impuesto a telefonía o subírselo a las empresas

Por Eugenia Velásquez

5 diciembre, 2018

Luego que el candidato de la Alianza por un Nuevo País, Carlos Calleja, ofreciera derogar el impuesto especial a la telefonía y que la bancada de ARENA propusiera la modificación del decreto un día después, tanto el FMLN como GANA presentaron sus propias versiones de modificación. Desde 2015 y sin los votos de ARENA la Asamblea aprobó que la población cargara con el 5 % del pago en el recibo de telefonía con el objetivo de que el Estado acabara con la criminalidad.

Tres años después y en el preludio de las elecciones presidenciales una de las propuestas de campaña es eliminarlo.

A juicio de ARENA el tributo a la telefonía no ha servido para el fin por el cual fue autorizado y los fondos se han disipado en gasto corriente y en otras áreas que no tienen que ver con la seguridad.

ARENA quiere eliminar el impuesto a la telefonía porque es el tributo que más golpea a la ciudadanía. En este esfuerzo lo acompaña Rodolfo Parker, del PDC, mientras que Antonio Almendáriz, del PCN dice que lo analizarán más despacio.

Diputados de ARENA presentan pieza para promover la eliminación del impuesto a la telefonía

 Parker explicó que derogarlo no implica quitar el gravamen que también pagan los grandes contribuyentes, que es del 5% sobre el monto total de las ganancias netas iguales o mayores a $500 mil obtenidas al año por los empresarios.

El diputado pedecista plantea que de los fondos que se obtienen del impuesto que pagan las grandes empresas se compense los cerca de $50 millones que se dejaría de percibir por la derogatoria del impuesto a la telefonía, esto con la finalidad de garantizar el pago del bono de los policías y demás cuerpos de seguridad que apoyan a la Policía.

Nidia Díaz, jefa de fracción del FMLN, explicó que si se elimina, se debería de subir del 5% al 7.5% el impuesto que se cobra a los grandes empresarios que obtienen utilidades por más de medio millón al año.

Esto generaría entre $30 y $40 millones anuales, lo cual compensaría lo que ya no ingresaría al Ministerio de Hacienda al derogar el tributo a la telefonía, fondos que se necesitan para desarrollar programas de seguridad, aseveró Díaz.

SIGET: telefonías deben “compensar” a usuarios cuando se cae la red

 GANA tiene otra opción. Guillermo Gallegos explicó que se debe seguir cobrando el impuesto a la telefonía, pero sólo para usuarios que gastan más de $1,000 en servicios de telefonía mensuales, pues tienen la capacidad para hacerlo y mantener siempre la contribución para los grandes empresarios.

Mientras, el Fiscal General, Douglas Meléndez, cuestionó ayer que: “De los 120 millones de dólares (que se recaudan al año), la Fiscalía ha sido de las instituciones que menos ha recibido y, en este caso, se supone que es para la seguridad ciudadana y quien persigue el delito en este país es la Fiscalía. Debería de ser la primera que estuviera recibiendo esos fondos”.

5 diciembre, 2018

Acerca del Autor

eugenia.velasquez


Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search