Los viáticos onerosos del exfiscal Martínez

Según la Fiscalía, Martínez recibía viáticos ordinarios y usaba la modalidad de viáticos complementarios para sacar más dinero.
Los viáticos onerosos del exfiscal Martínez

Por Mirella Caceres

4 noviembre, 2018

Los viáticos que por ley le correspondían como alto funcionario no eran suficientes para Luis Martínez González cuando viajaba al extranjero en misión oficial. La investigación denominada Operación Corruptela deja al desnudo los excesivos gastos extras que hacía el exfiscal en sus viajes, para lo cual echaba mano de dos tarjetas de débito y la chequera de la institución.

En las 49 actividades de trabajo que el exfiscal realizó entre febrero de 2013 y noviembre de 2014, en diferentes países y seis en el interior del país, fueron escasas las veces en que no hizo cargos adicionales a la billetera de la Fiscalía General, según se desprende de la investigación hecha pública el mes pasado.

En sus tres años de gestión, Martínez hizo gastos extras catalogados como “viáticos complementarios” por valor de $ 133,628.96. De estos, $ 105,581.91 los cargó a tarjetas de débito de la Fiscalía respaldadas por dos cuentas del Banco Hipotecario.

TE PUEDE INTERESAR: Fiscalía dice que Funes pagó a exfiscal Martínez para que no investigara caso Chaparral

Mientras que los restantes $ 28,047.05 los pagó vía cheques.

Dichas erogaciones se hicieron, pese a que para esas misiones oficiales en todo ese período, el exfiscal recibió los viáticos que legalmente le correspondían, según la tabla establecida por la misma Fiscalía. Estos ascendieron a $ 45,556.10.

En la acusación que le hace la Fiscalía se establece que en sus misiones al extranjero, Martínez recibió sus viáticos de ley pero que él pagó con las tarjetas institucionales servicios que estaban ya cubiertos como hoteles, taxis, comidas; pero, además, gastó en discotecas y compró en joyerías en el país y otros artículos no determinados en tiendas como la zona libre de Panamá.

Es más, el jefe de la Unidad de Investigación Financiera de la Fiscalía, Jorge Cortez, dijo el día de la presentación de la investigación que aparte de obtener viáticos, Martínez y su exgerente general Mauricio Yanes utilizaban tarjetas en el extranjero para comprar objetos de valor y de lujo y luego los tramitaban como viáticos complementarios.

Al revisar el detalle de los viáticos utilizados según países visitados y misiones oficiales, llaman la atención al menos cinco viajes en que sus gastos extras fueron mayores a los viáticos ordinarios, cuyos montos van de $ 9 mil a $17 mil.

Por ejemplo, un viaje que hizo a París, Francia, para participar en la XXV Plenaria Mundial del GAFI (grupo internacional que evalúa a los países en su lucha anticorrupción), tuvo una duración de cuatro días. A Martínez le entregaron viáticos por $ 2,330, pero aparte hizo gastos con la tarjeta de débito institucional por $ 15,226.71 e hizo otros pagos con cheques por $ 4,577.92.

TE PUEDE INTERESAR: Pandilleros también están detrás del robo de autos

En total, ese viaje costó $ 22,134.63 al Estado.

¿En qué gastó tanto? En los registros aparecen pagos por servicios de limusinas y taxis por valor de $ 341.07 en París, el 24 de junio; pero también cargó: servicio de hotel por $ 839.57 en Sofitel 75 y comida en el restaurante Relais de Venise. El 27 de junio pagó dos servicios en el hotel Sofitel: uno por $ 9,157.60 y otro por $ 4,578.80.
El segundo viaje más costoso y con abultado gasto extra fue uno a Estados Unidos entre el 13 y el 18 de julio de 2014, cuando se hospedó en el Hampton Inn and Suites y registró un consumo por $ 17,367.56.

Otros dos viajes caros fueron los que hizo a Washington y Utah, EE. UU., entre el 13 y el 21 de julio de 2014, uno para la audiencia de revisión de medidas cautelares solicitadas por la empresa ENEL en el arbitraje que esta solicitó en contra del Estado salvadoreño y la otra para participar en un intercambio binacional de procuradores de justicia estatales, respectivamente.

En ambos viajes, Martínez reportó viáticos extras por $ 12,298.50 y $ 6,623.63, respectivamente, pese a haber recibido viáticos por $ 2,440, que le permitían contar con trescientos cinco dólares diarios.

Un año antes, en un viaje a Bahamas del 16 al 21 de noviembre, donde viajó para otra reunión del GAFI, Martínez llevaba viáticos por más de dos mil dólares pero pagó con la tarjeta $ 7,314.30 servicios en el hotel Grand Lucayan de ese país.

En dos viajes realizados a Trinidad y Tobago y a Berlín, Alemania, del 18 al 29 de enero de 2015 para reuniones del grupo GAFIC y Egmont, que comparten información confidencial antilavado de dinero, gastó un total de $13,038.
También había viajes muy cortos en los que gastaba mucho. Un viaje de dos días a Costa Rica para una reunión con su homólogo costarricense en noviembre de 2015, tramitó viáticos por $ 742.50 pero con la tarjeta de débito gastó $ 3,437.95 adicionales, según la Fiscalía.

En el país, hizo cargos como uno por servicios de hotel en el Real Intercontinental en San Salvador que hacienden a $ 590, otro en el hotel Comfort Inn, de La Unión, por valor de $ 3,416.19, o las dos veces que pagó por servicio de comida en un día (2 de febrero de 2014): uno en el restaurante Tucson, que costó $ 362.71, y otro por $ 480.10 en restaurante Acajutla, de San Miguel.

Erogación extra injustificada
En la investigación de la Fiscalía se establece que la cuenta que respaldaba esa erogación de fondos adicionales provenían de las cuentas bancarias de la Fiscalía General en el Banco Hipotecario en las que se depositaba el dinero decomisado a narcotraficantes y la destinada al fortalecimiento de la investigación. La otras dos cuentas eran de un banco particular destinadas a bienes y servicios y caja chica de la Fiscalía.

TE PUEDE INTERESAR: Ministro de Defensa sospecha que cadáveres hallados en Ilopango son de soldados

Algunos de los cheques emitidos, dice la Fiscalía, eran emitidos en concepto de “reintegros” por gastos que Martínez efectuaba con su tarjeta de crédito personal.

Las autorizaciones para la erogación de todos estos gastos extras las hacía Mauricio Yanes Morales, entonces gerente general de la Fiscalía y persona de confianza del exfiscal.

“Los viáticos complementarios fueron en su mayoría generados mediante pago con cargo a las tarjetas de débito que manejó el señor Luis Martínez y el señor Mauricio Yanes, y que en la mayoría de ocasiones tales funcionarios no entregaban documentación sobre el detalle de los gastos efectuados para efecto de liquidar los viáticos”, establece la investigación fiscal.

Si ambos funcionarios “ya habían recibido fondos para cubrir los gastos de alojamiento y alimentación en concepto de viáticos ordinarios, no tienen justificación legal alguna realizar pagos por estos servicios utilizando las tarjetas de débito”, añade.

Según la investigación, estos viáticos eran erogados como “gastos adicionales para alimentación”, atenciones a funcionarios en reuniones de trabajo ordinarias y extraordinarias, pero lo justificaban de manera verbal o por medio de una acta firmada por Martínez o Yanes, pero no eran respaldadas por documentos de liquidación. “Manifestaban que no les daban comprobantes”, dijo un funcionario fiscal.

Así, Martínez y su exgerente, dice la Fiscalía, cargaban gastos de hoteles, restaurantes, joyerías, tiendas al mayoreo, restaurantes y taxis que superaron los $ 102 mil, de los cuales poco más de $68 mil provenían del dinero ilícito decomisado.

Según la Fiscalía, “el mecanismo del viático complementario fue utilizado para sustraer dinero de Fiscalía… para la adquisición de bebidas alcohólicas, artículos personales, gastos de restaurantes o discotecas, los cuales no calificaban para ser cubiertos por dicha figura”.

En conclusión, Martínez “se apropió de fondos asignados a la Fiscalía General de la República para su beneficio particular, ya que utilizó el dinero para darle mantenimiento a vehículos de su propiedad otro tipo de gastos personales como pago de facturas de teléfonos celulares personales o la utilización de fondos públicos bajo la figura de ‘viáticos adicionales’”, dice Fiscalía.

El ministerio Público acusa a Martínez y a Yanes de haber sustraído fondos de la institución mediante varias modalidades, entre ellas el pago ilegal de viáticos complementarios, que podían ser autorizados por el Fiscal General siempre y cuando fueran justificados y se hiciera de manera excepcional.

En el caso de Martínez, según Fiscalía, recibió más dinero en viáticos complementarios que ordinarios. Eran desproporcionados, dice.

Por los altos cargos que ambos desempeñaban, Martínez y Yanes tenían la categoría 1 dentro de la escala de viáticos de la institución, por lo que, según el reglamento, podían recibir desde $ 265 diarios por misiones oficiales a nivel regional y el Caribe hasta $ 405 si viajaban a algún país de África, Asia u Oceanía.

Martínez recibía un salario y gastos de representación que totalizaban $ 4,571 al mes.

4 noviembre, 2018

Acerca del Autor

mirella.caceres


Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search