10 claves para entender el caso de la agente Carla Ayala

La Policía informó que ciertos elementos encontrados durante el proceso de exhumación dan certeza de que los restos hallados son de la agente desaparecida el 29 de diciembre pasado
10 claves para entender el caso de la agente Carla Ayala

Por Stanley Luna

11 septiembre, 2018

Aunque el Instituto de Medicina Legal (IML) no había revelado el resultado de las pruebas de ADN practicadas a la osamenta hallada en un terreno del municipio de San Francisco Javier, en Usulután, para determinar si correspondían o no a la agente Carla Ayala, la Policía Nacional Civil (PNC) aseguraba que había evidencias que estos son los de su compañera desaparecida el 29 de diciembre de 2017.

No obstante, adelantándose a los resultados de las pruebas, la PNC compartió a periodistas un escueto escrito en el que indicaba que durante el proceso de exhumación se encontraron ciertas prendas como un anillo de metal plateado, una cadena de metal amarillo y ropa interior femenina que pertenecían a la agente.

Además, en la parte media del cúbito derecho (zona del antebrazo) se halló una platina sujetada con cinco tornillos que coincide con una fractura que la agente tuvo en su antebrazo derecho.

La fuente policial agregó que sostuvo una entrevista con la madre de Ayala y que “se ha confirmado que las prendas pertenecían a la agente policial y que ella había sufrido una fractura y le había sido colocada una platina”.

Relacionado: Exhumación revela error de la Policía en búsqueda de la agente Carla Ayala

La versión fue cuestionada por el Instituto de Derechos Humanos de la UCA (Idhuca) al sostener que aún no hay prueba científica que lo confirme, así como negó que la madre de la agente haya reconocido las prendas encontradas en la osamenta.

“Hasta que no exista una prueba científica no podemos asegurar que es Carla Ayala. Creemos que no es justo para la familia ir haciendo especulaciones”, sostuvo Arnau Baulenas.

En medio de este proceso que revelaría si los restos humanos pertenecían o no la agente Carla Ayala desaparecida y presuntamente asesinada por Juan Josué Castillo Arévalo, un exagente prófugo del extinto Grupo de Reacción Policial (GRP), estos son 10 de los momentos que resumen el caso:

1. El 28 de diciembre de 2017, la agente Carla Ayala es llevada por tres colegas suyos a su casa en Apopa, luego de participar en una fiesta en la sede del ex-GRP. En el camino es herida por su colega Juan Josué Castillo dentro de la patrulla.

2. Ayala resulta herida y los otros dos policías vuelven a la sede del ex-GRP a las 12:05 del 29 de diciembre, pero al llegar bajan de la patrulla para reportar el incidente y dejan las llaves suspendidas, lo que aprovecha Castillo para tomar el auto y escapar.

3. Castillo, conocido como “Samurái”, huye con rumbo a San Francisco Javier, en Usulután, donde reside. Pese a las llamadas que agentes dicen haberle hecho para que regresara, él no lo hace y les dice su intención de deshacerse de carla Ayala.

Además: FGR confirma fuertes pruebas periciales contra ex agentes GRP en caso Carla Ayala

4. Castillo vuelve a la sede policial a devolver la patrulla a eso de las 4:45 a.m. pero ya no va en ella la agente herida. Dice que se marchará del GRP y se va en un auto particular que lo espera. Nadie lo captura, pese a lo sucedido.

5. Varios agentes lo persiguen pero van a paso lento, según consta en grabaciones de video y dejan escapar nuevamente a Castillo en el auto que lo espera y en el que va acompañado de un hermano y el cuñado.

6. Cerca del redondel del Árbol de la Paz, ocho agentes lo persiguen y lo alcanzan; capturan a los dos parientes de Castillo, pero este vuelve a escapar. Desde entonces está prófugo.

7. El 4 de junio pasado, la Fiscalía giró órdenes de captura en contra del exjefe del GRP, Julio César Flores Castro, por incumplimiento de deberes; al igual que contra Juan Josué Castillo por feminicidio agravado, y otras nueve personas por distintos delitos como incumplimiento de deberes y encubrimiento.

Procesados por el caso Carla Ayala

8. La Fiscalía allana la sede del ex-GRP, incauta teléfonos celulares y revela que hay incongruencias en las declaraciones de los agentes; señala a la Policía de encubrir el delito en contra de una agente de la corporación.

9. En marzo se reconstruyó el hecho por orden del Juzgado Sexto de Instrucción. Allí surgen otros detalles del caso, como que Samurái recibió una llamada y dijo: “esto quería esta perra”, antes de disparar a Ayala; o que uno de los agentes, de apellido Villalobos, era amigo de castillo, y no lo detuvo ese día.

10. En febrero de este año, Policía y Fiscalía obtuvieron autorización para exhumar restos de una tumba en el cementerio de San Francisco Javier bajo sospecha de que allí habían simulado el entierro de una anciana pero que en realidad fue a Ayala. No hallaron nada y la PNC se disculpó públicamente.

Casi siete meses después, las autoridades de la Policía reportan un nuevo hallazgo, del cual Medicina Legal comienza el análisis forense de los restos encontrados en San Francisco Javier y resultaron positivos en la identidad de la víctima Carla Ayala aseguró el fiscal general Douglas Meléndez.

La prueba de ADN se realizó de manera expedita, según el fiscal Meléndez, debido a que el Instituto de Medicina Legal ya contaba con alrededor de 26 evidencias como cabello, tela ensangrentada; así como muestras de sangre de tres familiares de la agente Ayala. Éstas últimas fueron tomadas entre finales de abril y principios de mayo.

 

11 septiembre, 2018

Acerca del Autor

stanley.luna


Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search