Nacional

Observadores y ONG piden auditar y depurar el padrón electoral

Tras los comicios presidenciales, la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea reiteró que es un tema recurrente y que debe de solventarse. DECIDEy Acción Ciudadana se suman a esa solicitud.
Observadores y ONG piden auditar y depurar el padrón electoral
La depuración del padrón electoral sale a relucir de nuevo tras las elecciones presidenciales del pasado 3 de febrero. Foto EDH / Archivo

Por Jose Zometa

7 abril, 2019

Elecciones van y elecciones vienen y los problemas de tener un depurado y confiable padrón electoral sigue generando dudas entre propios y extraños que ven cómo las autoridades responsables se hacen del “ojo pacho” a la hora de asumir las recomendaciones de hacer una auditoría y depuración integral al listado de los salvadoreños que están aptos para emitir el sufragio.

La recomendación de hacer una depuración del padrón electoral no es algo nuevo, si no que es un tema recurrente tras cada elección que organizaciones de la sociedad civil y las distintas misiones de observadores internacionales hacen al Tribunal Supremo Electoral (TSE), al Registro Nacional de las Personas Naturales (RNPN) y a las 262 alcaldías del país que directamente están involucradas en el tema de la depuración del padrón.

Precisamente la Misión de Observadores Electorales de la Unión Europea (MOEUE), incluyó el tema de la depuración y auditoría al padrón electoral en el listado de recomendaciones, tras la observación que realizó de las pasadas elecciones presidenciales del 3 de febrero.

“El registro electoral de 2019 incluyó 350,638 votantes residentes en el extranjero, un número que no parece casar con el gran número de salvadoreños que viven fuera de su país”, apuntó la Misión de la UE que además señala en su reporte que “los (partidos) contendientes no expresaron preocupación por la calidad del registro electoral”.

Y añade que “siguen existiendo algunos de los problemas identificados por anteriores misiones de la UE, como la inclusión de votantes fallecidos”.

Esa misión internacional de observación electoral considera urgente y necesario poner al día el listado de votantes.

“Una auditoría integral de los registros de votantes y del DUI podría contribuir a evaluar el alcance de las inexactitudes e identificar soluciones para lograr una mayor fiabilidad del registro electoral”, planteó la MOEUE en su informe reciente.

A este planteamiento se suman dirigentes de organizaciones de la sociedad civil que consideran oportuno hacer esa labor, especialmente ahora que hay un espacio de tiempo importante entre la elección del 3 de febrero y las votaciones de 2021.

“Sin duda alguna debemos de certificarnos. La Organización de Estados Americanos (OEA) hace ese tipo de certificaciones de calidad del padrón. No podemos seguir teniendo fallecidos en el padrón”, consideró Luis Mario Rodríguez, director de estudios políticos de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades).

El representante de ese tanque de pensamiento que ha hecho varias propuestas de reformas al sistema electoral, inclusive habla con números en mano sobre los datos que a su juicio no calzan a la hora de hacer uso del padrón electoral.

“Es importante también que generemos una discusión sobre un descalce que hay entre los habilitados para votar mayores de 18 años en el padrón y la proyección de población. Resulta que el padrón tiene más de 850 mil personas adicionales de las que proyecta el censo de población sobre el tema de las personas habilitadas para votar mayores de 18 años”, apuntó Rodríguez, en declaraciones a El Diario de Hoy.

Inclusive el magistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE) Miguel Ángel Cardoza, propuso el 14 de febrero; es decir, dos semanas después de los pasados comicios propuso un decreto legislativo para sacar del registro a todas las personas que en las últimas tres o cuatro elecciones no han emitido su sufragio.

“Automáticamente disminuye el registro electoral y sólo podrían votar los que están activos y crear, porque es un derecho constitucional, un mecanismo ágil de rehabilitación”, explicó Cardoza en una entrevista del Canal 33.
Sin embargo, ARENA, GANA y PCN argumentaron en esa ocasión, que todos los ciudadanos tienen el derecho constitucional de decidir si acuden o no a las urnas.

Instituciones responsables
El Registro Nacional de las Personas naturales y las alcaldías son las instituciones que tienen bajo su responsabilidad el trasladar oportunamente los datos al Tribunal electoral.

Las alcaldías son las que llevan el registro de las defunciones en cada municipio y están obligadas por ley a enviar esa información al TSE para que las personas fallecidas sean dadas de baja del listado de votantes.

Sin embargo también hay otras instituciones estatales que están llamadas a dar su aporte para que los salvadoreños cuenten con un registro de votantes debidamente depurado y confiable.

Por ejemplo, la Dirección General de Centros Penales y la Corte Suprema de Justicia (CSJ) deben de enviar el listado de las personas privadas de libertad que han sido condenadas por algún tipo de delito.

Ahora, miembros de la sociedad civil como Acción Ciudadana consideran que la Dirección General de Migración también debería de involucrarse porque a diario salen del país centenares de salvadoreños.

“Cuántas de estas personas que migran a diario y que son deportadas terminan yéndose del país; hay un dato muy difícil de contabilizar”, dijo Eduardo Escobar, director de Acción Ciudadana (AC).

Aunque dijo no tener datos a la mano de cuántos son los salvadoreños que no deberían de estar en el padrón electoral, indicó que otro tema a tomar en cuenta es la ola de delincuencia en el país que obliga a muchos salvadoreños a migrar a otros municipios, lo cual no se ve reflejado en el listado de votantes.

“No solo es el padrón en general, sino que también en los padrones municipales. No sabemos en realidad como están conformados por el tema de la migración a raíz de la inseguridad; ciudadanos que han dejado de vivir en un municipio y han migrado a otro por ese tema”, mencionó Escobar.

¿Qué significa hacer una auditoría al padrón?
“Estamos hablando de todo el proceso de formación del padrón electoral, desde el momento en que la Alcaldía registra una defunción por ejemplo, qué proceso se sigue para darle de baja a esta persona en el padrón electoral, qué procesos sigue la institucionalidad para depurar el padrón. Todo eso se audita para ver cuán efectiva es”, explicó el dirigente de Ación Ciudadana.

El mismo magistrado del Tribunal Supremo Electoral, Miguel Cardoza, ha advertido la necesidad de actualizar el registro electoral, pues según dijo recientemente, la última auditoría al padrón se hizo hace unos 15 años.

“Cuando hablamos de depuración del padrón es un ejercicio que el TSE hace conforme a la información que proviene del RNPN (Registro Nacional de las Personas Naturales), que a la vez es una información que han dado las 262 alcaldías, allá es donde realmente se recoge la información, cualquier información mala es de las alcaldías”, justificó Cardoza.

¿Datos reales?
El miembro de la agrupación Defensa Ciudadana de la Democracia (DECIDE) Jorge Daboub, considera que hay números reveladores de personas que no deberían estar en ese listado de votantes.

“A través de los años las alcaldías que son las que deben de enviar el reporte de defunciones para las correspondientes descargas en el padrón no lo han estado haciendo; entonces, eso va generando una acumulación de personas que ya no deberían estar en el padrón porque fallecieron en algún momento, y ese es un tema que sigue haciendo ruido en los procesos electorales”, dijo Daboub.

“Se supone que hay alrededor de 500 mil personas que ya no deberían estar en el padrón, aproximadamente; es un número importante. No estamos hablando de 10, 15 o 25 mil personas sino de medio millón de personas que ya no deberían estar y se debería de aprovechar a limpiar el padrón”, indicó.

Al respecto Malcolm Cartagena, quien es capacitador del TSE, considera que no hay datos reales de cuántas personas deberían de ser eliminadas del padrón electoral.

“Datos no hay exactos, es una apreciación de que son 500 mil, esos 500 mil son de gente que no han renovado el DUI y a partir de eso se genera ese dato; o se dice que en ese dato hay muertos, personas que emigraron, pero la verdad es que es difícil saber ese dato porque ¿quién lleva la contabilidad de la gente que se va a diario?, cuestionó.

“Lo más certero es gente que no haya renovado el DUI y que ya está vencido, es lo principal a depurar”, planteó Cartagena.

No obstante el capacitador del tribunal electoral compartió con los demás la idea de que se hace necesario a estas alturas de contar con un padrón electoral con datos más actualizados.

7 abril, 2019

Acerca del Autor

jose.zometa


Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search