Nacional

Hacienda tendrá 423 nuevos grandes contribuyentes en 2019

Amparado en el Código Tributario, el nivel de ingresos y la actividad económica, entre diciembre y enero se revisó la cartera tributaria para llegar a 1,068 grandes contribuyentes.
Hacienda tendrá 423 nuevos grandes contribuyentes en 2019
Foto EDH/ Archivo

Por Juan José Morales

11 marzo, 2019

Un proceso de actualización de los contribuyentes del ministerio de Hacienda, que inició en diciembre del año pasado y que entró en vigencia el 15 de enero, ha permitido que esta cartera de Estado aumente el número de empresas que aportan a la recaudación fiscal del gobierno, sobre todo aquellas que son calificadas como “grandes” por sus operaciones y por sus actividades comerciales.

La medida, que según Hacienda se ampara en el artículo 23 del Código Tributario, se realizó con varios criterios de reclasificación como su nivel de ingresos, actividad económica, ventas y ganancias, según datos del ejercicio fiscal de 2017.

Por ello el ministerio reporta 423 nuevos grandes contribuyentes, los cuales antes eran considerados como medianos o pequeños y que han crecido económicamente, factor que modifica su categorización y así su aporte fiscal.

“Se han hecho estas actualizaciones para tener un registro depurado de los contribuyentes, es una buena práctica internacional y permite facilitar el control y tener una buena recaudación”, justifica Hacienda, a través de un comunicado.

Con esta nueva clasificación esta cartera confirma que hay 1,068 grandes contribuyentes. De esta cifra, 645 siguen en la misma categoría, aunque hay 164 que han pasado a ser medianos contribuyentes porque ha disminuido su nivel de operaciones, ingresos y pago de impuestos.

Del universo de grandes contribuyentes, 435 pertenecen al sector comercio, 204 son industrias y 141 al de actividades financieras.

Asimismo hay 222 que son de diferentes sectores no especificados en los datos que dio Hacienda a este periódico, mas otros de servicios, transporte y almacenamiento.

En esta reclasificación los contribuyentes con actividades económicas relacionadas con la venta de combustibles, lubricantes y corredores de bolsa mantendrán la categoría de contribuyente que actualmente ostentan.

La revisión también ha cambiado de forma significativa el universo de medianos contribuyentes, puesto que antes eran 2,298, mientras que desde enero son 2,822, un dato que es significativo porque se incorporaron 1,459 contribuyentes que incrementaron su cartera de operaciones, lo cual para Hacienda es un reflejo de un buen dinamismo económico y estimula la recaudación fiscal, aunque 766 bajaron a pequeños contribuyentes porque disminuyó su nivel operativo.

Algunos de los criterios aplicados por Hacienda son pagos mayores a $1 millón en la Dirección General de Tesorería, ventas totales con IVA mayores a $14 millones, compras totales mayores a $12 millones, costos y gastos operativos superiores a $9 millones y ganancia neta superior a $500,000, entre otros.

Se pudo violar la ley

Para el abogado especialista en derecho tributario, Maximiliano Mojica, aunque la nueva categorización de grandes contribuyentes está amparada en varios artículos de las leyes en la materia, se pudo violar ciertos derechos de los contribuyentes porque no se explicó con anticipación el cambio de categoría, algo que puede generar inseguridad jurídica a las empresas.

“Cuando yo como autoridad te quiero afectar te debo de consultar, Hacienda pudo violar los derechos legales, sobre todo el de audiencia y el de defensa de los contribuyentes, porque de un día a otro los cambió de categoría y esto conlleva una nueva tasa de impuestos, hay una posible lesividad”, afirmó el abogado Mojica.

Para el jurista la medida, pese a la notificación y justificación, impacta los intereses de la propiedad, afecta el entorno administrativo y no argumenta el fondo de la decisión, por lo que incluso se pueden presentar demandas contecioso-administrativas ante la medida.

Esta actualización en la cartera de contribuyentes se ampara, aseguró Hacienda, en el artículo 23 del Código Tributario, donde se establece que una de las funciones básicas de la administración tributaria es “el registro, control y clasificación de los sujetos pasivos en función de su nivel de ingresos, actividad económica y cualquier otro criterio que permita a la administración cumplir eficazmente con su gestión”.

Datos del ministerio de Hacienda aseguran que hasta diciembre de 2017, el fisco salvadoreño recibió $4,549.5 millones en impuestos y de ese monto, los grandes contribuyentes generaron $2,879 millones.

Otros $904.3 millones fueron aporte de los pequeños contribuyentes, mientras los medianos pagaron $801.2 millones.

En total, Hacienda registró 531,571 contribuyentes de impuesto sobre la renta en 2017 y 193,503 inscritos en IVA.

Una de las metas de Hacienda y que están dentro de los parámetros de la Ley de Responsabilidad Fiscal es ajustar los ingresos y los gastos, aunque El Salvador es uno de los países de América Latina con mayor recaudación (casi el 18% de su PIB) pero también con un importante nivel de egresos corrientes.

Los criterios para la nueva clasificación

Estos son los argumentos que ha dado el fisco para hacer la nueva categorización

-Los pagos en la Dirección General de Tesorería de las empresas sobrepasan un millón de dólares durante un ejercicio fiscal.

-Ventas totales con IVAmayores o iguales a $14 millones y compras totales mayores o iguales a los $12 millones.

-Ganancias netas en toda la operación iguales o mayores a los $500,000 incluyendo retenciones de $50,000.

-Operaciones donde el total de costos y gastos operativos de las firmas sean mayores o iguales a $9 millones.

-Otras variables de pago que incluyen IVA, Renta, Pago a Cuenta y otros impuestos específicos por rubro.

11 marzo, 2019

Acerca del Autor

juan.morales


Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search