Nacional, Observadores

¿No se equivocan las encuestas?

¿No se equivocan las encuestas?

Por Manuel Hinds

13 diciembre, 2018

En los últimos días, con el sensacionalismo característico de nuestro ambiente político, el público declaró que es obvio que el candidato de GANA y Nuevas Ideas, Nayib Bukele, va a ganar las elecciones, y por un margen enorme. La gente dice: “Tiene que ser así, no todas las encuestas se pueden equivocar”. En este ambiente decidí hacer la gráfica 1 mostrando la ventaja de Bukele sobre el candidato de ARENA.

FUENTES: Publicaciones de la época. Todas las encuestas elaboradas entre el 22 de enero y el 12 de febrero de 2015, poco tiempo antes de las elecciones.

Si usted observa la gráfica probablemente piense que se ajusta a lo que las diferentes encuestadoras han estado diciendo últimamente. Pensará, “Refleja la realidad”. Hay, sin embargo, un dato raro: la última columna dice ¨Resultado Real¨, porque los datos no corresponden a los publicados recientemente por las casas encuestadoras para la campaña de las elecciones de 2019 sino las que la campaña por la alcaldía de San Salvador en 2015. El candidato de ARENA no era Carlos Calleja sino Edwin Zamora. Ahora que ya sabe esto mire el tamaño de la ventaja por la que ganó Bukele, un margen tan pequeño que apenas se ve.

¿Qué no era que todos no se pueden equivocar? En realidad, hubo una encuesta que no se equivocó, la de El Diario de Hoy, que le pegó exactamente a la diferencia. Pero todos los demás tenían ventajas que promediaban 21 puntos, y se reían de la encuesta de El Diario de Hoy. En promedio todos los otros se equivocaron en un promedio de cerca de 20 puntos. ¿Suena familiar?

En todas las elecciones hay encuestas que le dan una ventaja enorme a un candidato pero nunca como las que le han dado al candidato Bukele en las dos ocasiones en las que ha corrido…y ya en una de ellas se vio claro que habían sido gruesas exageraciones. ¿Cómo puede haber pasado esto?

Como notó ayer mi colega Salvador Samayoa en un artículo llamado “Encuestas y Viejas Ideas” http://www.eldiariodehoy.com/noticias/nacional/100118/encuestas-y-viejas-ideas, las encuestas son sólo un elemento en la predicción de los resultados de las elecciones. Hay muchos factores que tienen un papel decisivo, principalmente el poder territorial de los contendientes. Como se publicó recientemente en este periódico, los contendientes de Bukele tienen alcaldías que cubren el 78% del territorio nacional. Es bien sabido, aquí y en todas partes, que las alcaldías son fundamentales para movilizar votos y para ganar elecciones nacionales. Es muy difícil que un candidato sin territorio gane unas elecciones. Eso introduce serias dudas sobre las cifras de las encuestas.

Mucha gente puede argüir que si bien el candidato Bukele no tiene territorio, tiene mucha gente movilizada a través de las redes sociales. Pero hay tres dudas que surgen de esto. La primera es que, si tiene tanta gente, ¿por qué no la despliega en concentraciones a su favor? Cuando el candidato ha llamado a mítines estos han resultado siendo bien pequeños, apenas una fracción ínfima de lo que los otros candidatos de los partidos grandes pueden concentrar día a día. Segundo, si está tan seguro de su victoria, ¿por qué usa tácticas intimidatorias para demostrarse, tales como lluvias de insultos en las redes sociales y ataques físicamente violentos como el asalto al Tribunal Electoral? Estas tácticas son usadas clásicamente por candidatos que quieren aparentar que tienen más poder que el que tienen, sustituyendo rugidos de león por el tamaño de ratón que tienen. Tercero, al ser examinado en detalle, aún el poder que este candidato tiene en las redes sociales se ve mucho más frágil que lo que aparenta.

Formidable sí se ve en la primera observación. Sus cuentas en Facebook son más de 4 veces las cuentas del que le sigue y más de 9 veces las de Twetter. Sin embargo, tiene tantas cuentas falsas e inactivas http://www.eldiariodehoy.com/noticias/nacional/98965/mas-de-240000-cuentas-inactivas-o-falsas-siguen-a-nayib-bukele/ que, como se ve en la gráfica 2, la estadística de “engagement” de su audiencia total (compromiso de gente mostrando interés, dando cliks, comentando, reproduciendo, dando pruebas de conexión) es la menor de todos los candidatos. En Twitter el engagement es mucho peor, es apenas el 22% del del candidato Josuè Alvarado, que es el peor de los otros tres.

FUENTE: Esteban Mora, Primer Informe Sobre Seguimiento en Redes Sociales de Candidatos Presidenciales de la República de El Salvador 2019-2024, Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria, con fecha 16 de octubre a 15 de noviembre de 2018.

Es decir, el candidato Bukele tiene tantos “seguidores” que no escriben, dan clicks o interactúan de alguna forma con él que en el neto, la estadística de “engagement” (interes, compromiso) es el más pequeño de los tres.

Estas circunstancias prometen poco en términos de votos para el candidato Bukele, GANA y Nuevas Ideas. Pero la bulla que ellos arman, el rugido que generan, y las tácticas intimidatorias que usan sí afectan los resultados de las encuestas. Es muy conocido en el mundo entero que la bulla afecta negativamente los resultados de las encuestas, porque la gente se siente intimidada y esconde sus preferencias. Este efecto crea un círculo vicioso, en el que mientras más gente dice que va a votar por el intimidador, más gente dice que lo hará…pero muchos no con la intención de hacerlo.

No hay duda que esta inflación de seguidores es el resultado de una estrategia definida. Uno de los objetivos fundamentales de la campaña de GANA + NI es aparentar que van ganando aplastantemente. ¿Y por qué GANA + NI quiere proyectar que tienen más poder que el que él tiene? Porque eso les permite decir a los partidarios del FMLN que si votan por su propio partido van a botar su voto, porque sólo Bukele le puede ganar a ARENA. Con ese argumento, GANA + NI se ha alimentado de los votos del FMLN, causándole una hemorragia sustancial que representa casi la totalidad de los votantes del candidato Bukele.

Este argumento lo desarrollé en un articulo de la semana pasada llamado “La Extaña Agonía del FLMN” http://www.eldiariodehoy.com/opinion/observadores/99711/la-extrana-agonia-del-fmln/. Muy malagradecidos, algunos del FMLN contestaron a mi artículo con ataques verbales, diciendo que agonía la de ARENA. Yo estaba simplemente advirtiéndoles que GANA + NI les estaba robando el mandado y que ellos, el FMLN, lo estaban dejando hacer sin darse cuenta de que si se llevan esos votantes el FLMN va a quedar reducido a un partidito enano cuando siempre ha sido grande. No hubo intención de ofensa en ese momento ni en este, en el que repito lo que les dije.

Esto cierra el círculo de lo que estamos discutiendo. Aunque las encuestas digan que el candidato Bukele va a ganar por aclamación, su falta de cobertura en el territorio y la falta de partidarios visibles hacen dudar que su supuestamente aplastante mayoría en las redes sociales esté respaldada en el mundo real. Esta impresión se refuerza cuando se ve que el “engagement” de sus seguidores de Facebook y de Twitter es tan bajo que está debajo de todos los otros candidatos. Todo esto aumenta la sospecha de que se está repitiendo lo que pasó en la campaña de la alcaldía en la que el candidato Bukele corrió contra Edwin Zamora: grandes éxitos en encuestas, pocos votos en la realidad.

 

13 diciembre, 2018

Acerca del Autor

Manuel Hinds

manuel.hinds


Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search