Deportes

Andrés Hernández, el salvadoreño que juega en River Plate: “Siento amor por las dos banderas”

ENTREVISTA - El futbolista cuscatleco habló en un programa radial argentino sobre cómo ha sido su primer año en el equipo "millonario" de Núñez: Club Atlético River Plate
Andrés Hernández, el salvadoreño que juega en River Plate: “Siento amor por las dos banderas”

Por Roberto Leiva

11 noviembre, 2018

El juego entre Boca y River por el juego de ida en la gran final de la Copa Libertadores podría disputarse este domingo. Todo el país albiceleste y aficionados al fútbol a nivel mundial están enloquecidos con la llamada “final del siglo”, un evento ciertamente sin precedentes.

El Salvador tuvo en Alejandra Herrera Reyes una representante cuscatleca por excelencia en el fútbol argentino, e incluso a nivel sudamericano. Ale logró agenciarse, tras dos años de jugar con River Plate, una liga femenina y un tercer lugar en la Copa Libertadores de dicha categoría.

En el primer trimestre del 2018 la volante tuvo que volver a territorio nacional y fichó por Alianza. Sin embargo, El Salvador no dejó de tener representación en River Plate, y en el mismo curso Andrés Hernández, formado en las fuerzas básicas del Santa Tecla, hizo el relevo y ahora forma parte de un equipo juvenil de los Millonarios que pertenece a la quinta división argentina.

Los mejores memes de la derrota del Barcelona ante el Real Betis

El programa radial argentino “Simplemente River”, en la frecuencia AM 1540, platicó con Andrés para conocer un poco sobre su perfil, sobre cómo llegó a River y, por supuesto, sobre cuáles son sus aspiraciones en territorio argentino como mediocampista millonario.

A continuación, sin más preámbulos, un extracto de la entrevista al talento tecleño con presente en el equipo de la banda, ese que con su plantel mayor busca consagrarse por cuarta vez campeón de la copa más apasionante de nuestro continente: la Copa Libertadores.

¿Cómo te va Andrés?

Ha sido algo fenomenal, soy salvadoreño con doble nacionalidad, también estadounidense por nacimiento. La de El Salvador por parte de mi papá y la de Estados Unidos por mi mamá. Tengo tres hermanos, los cuatro somos futbolistas; he tenido el privilegio y la bendición de ser el primero en salir de mi casa en busca de mi sueño. Soy el segundo en edad de mis hermanos, el primero es de 23 año, yo de 18, el tercero de 16, y el otro de 8 años. Espero más tarde (que) mis hermanos puedan unirse a este gran sueño se disfruta mucho.

¿Cómo se dio la llegada a River?

River es un grande a nivel de América y mundial. Mis representantes acordaron una prueba con River, hablaron con mi papá; aceptamos el reto. Es algo poco común de un país como El Salvador para salir a una potencia como Argentina. Juan José Borelli y Gabriel Rodríguez me sumaron al plantel, les agradezco que hayan confiado en mí y me diesen la oportunidad. Juego como enganche, inicialmente, de pequeño, fui delantero, me tiraba un poco a la izquierda para poder enganchar y perfilarme con la derecha para patear a marco. Con los años me fui familiarizando más con el medio de la cancha teniendo todo el panorama hacia la derecha y la izquierda, atrás y adelante. Me gusta mucho esta posición ya que tengo la posibilidad de dar un pase a los costados, o de crear peligro por cualquier lado de la cancha.

¿Sos libre siendo enganche o tenés otras funciones tal y como Marcelo Gallardo se lo exige a todo su plantel?

Totalmente lo segundo, el fútbol de acá es de mucho roce, es muy agresivo. El ritmo de juego que prevalece por acá inicialmente yo no lo tenía, se me exige mucho porque ya tengo 18 años. Mis compañeros han tenido una preparación distinta, pero a lo largo del tiempo que he podido estar acá pude complementar con otras cosas, pero siempre añadiendo el roce argentino que existe en la competición. Acá hay una competitividad bastante alta, es increíble poder estar, poder disfrutar de todas las cosas que River te da. En 2015 se dio la posibilidad de ir a jugar a EE.UU. nací en Dallas, jugué en el FC Dallas, estuve un año. Luego regresé a El Salvador, para jugar en Santa Tecla, fui dirigido por “Polillita” Da Silva y estuve también bajo las órdenes de “Carucha” Corti en algunos juegos. Luego se presentó la oportunidad para probarme en River, que se reunió con mis papás y fue en el cumpleaños de mi padre. Mi papá quiso ser jugador, pero no pudo, ahora quiero darle una alegría a él y a mi familia.

Debutaste en un juego contra Boca y metiste un gol

En ese partido se dio un problema al final, con dos compañeros íbamos al Instituto de River y me plantearon un escenario que fue justo el que pasó. Me preguntaron si quería patear el penal y les dije que sí y hasta lo pudimos empatar. Le di un lindo debut a mis papás, mis hermanos y mis abuelos. Fue algo muy especial para mí. Fue una felicidad enorme para ellos, pero debutar en un Superclásico fue algo muy bueno. Cuando anoté fue un desahogo completo el hecho de marcar, fue un grito de euforia y mucha felicidad. Después del juego fui con mis padres a comer.

Boca Juniors y River Plate empatan en final de ida de Copa Libertadores

¿Quién te gustó como modelo a seguir en el fútbol?

Me gustaba Ronaldinho, pero luego me gustó Messi. Llegar a superarlo, bueno, todo mundo sabe que es algo casi imposible. Todo se va complicando en el fútbol. Para cualquiera es un ejemplo a seguir. Me gusta mucho el “Pity” Martínez, lo he visto pero no he podido sacarme una foto con él. Se disfruta mucho también lo que hace Juan Fernando Quintero.

¿Lo de prepararte más que para futbolista es algo propio o exigido?

Mis papás siempre fueron bien exigentes en lo estudios de mis hermanos y los míos, mi mamá más que todo. A veces la molesto diciéndole que no, que me dedicaré solo al fútbol solo para hacerla enojar, bromeando. Los consejos que me da ella tienen mucho sentido, no vaya a ser mañana que tenga alguna lesión grave que me deje afuera del deporte, y entonces es mejor tener un plan b. Mis padres no me lo exigen, pero me lo aconsejan, pongo de mi parte para que ellos vean lo que quieren en mí. Para tener una preparación estudiantil, ahorita curso Administración Deportiva en el Instituto de River. Es algo que tuve que hacer para jugar, algo que tuve que hacer para poder jugar. Había que trabajar o estudiar para estar en regla acá, y bueno, ahora espero tener el conocimiento de ambos.

¿Cuál es tu objetivo?

Principal, llegar a primera de River, tener lindos momentos acá; a largo plazo es llegar a Europa, es lo que he hablado con mis papás. Sueño con llegar a jugar Champions League. Sabemos que con trabajo duro y con la mentalidad bien enfocada para lograrlo. Con respecto si me sumo a la Selección Nacional de El Salvador o a la de Estados Unidos, depende de cuál llame primero. Todavía no tuve la suerte de competir en selecciones, pero me encantaría muchísimo. El mundial Sub 20 es el próximo año, sería una alegría poder representar a algunos de los países. No puedo hablar de preferencias, lo obvio es también irse con la más conocida, pero en El Salvador he vivido casi toda mi vida. Siento amor por las dos banderas, así que sería para mí un gusto y un privilegio.

Andrés Hernández durante el programa “Simplemente River”. Foto: Simplemente River

11 noviembre, 2018

Acerca del Autor

Roberto Leiva

roberto.leiva


Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search